Pin It

Movilizacion La RiojaMás de medio millar de alumnos de Bachillerato de centros privados de La Rioja han acudido este miércoles a la Consejería de Educación para solicitar información sobre las opciones de trasladar su expediente a un centro público en protesta tras la decisión del Gobierno regional de eliminar las subvenciones que les permitían hasta ahora sufragar el 20% del coste de matrícula.

En total se han registrado 525 solicitudes de alumnas y alumnos de los centros “Santa María”, “Ntra. Sra. del Buen Consejo (Agustinas)”, “San José (Maristas)” y “Alcaste” que han acudido, acompañados de algunos de sus profesores, en representación de sus padres.

FSIE-La Rioja ha apoyado con su presencia este acto simbólico de protesta y ha reafirmado su condena a la decisión de eliminar esta ayuda a las familias, hecho que dificulta que sus hijos puedan elegir cursar Bachillerato en la red de centros concertados, ya que no todas van a poder permitírselo económicamente, generando desigualdad y desconcierto entre ellas.

El sindicato también ha tildado de inconsistentes las declaraciones de la directora general de Educación, Mª Josefa Iriarte, y del subdirector de Gestión Educativa, Emilio Izquierdo, en las que han afirmado que las familias no tienen de qué preocuparse ya que las aulas de Bachillerato de los centros públicos existentes tienen vacantes para poder escolarizar a los 724 alumnos actualmente en el no concertado, sin aumento del coste ni de la ratio máxima y sin merma en la calidad de la enseñanza.

Desde FSIE-La Rioja señalan que de escolarizarse los 3.547 alumnos de Bachillerato en las 100 unidades existentes en los centros públicos riojanos la ratio promedio sería de 35,47 alumnos por aula, excediendo la máxima actual de 35. Esta situación podría solventarse desdoblando dichas unidades e incrementando por tanto los recursos económicos y el esfuerzo presupuestario que conlleva mantenerlas, realidad que según FSIE contradice y por tanto desmiente las declaraciones de los responsables del área de educación riojana.

FSIE-La Rioja reafirma su compromiso de defender los derechos de los trabajadores y trabajadoras de la Enseñanza Concertada, que ven peligrar sus puestos de trabajo innecesaria e inmerecidamente, y manifiestan su total apoyo a las familias y alumnos que ven limitado su derecho de elegir libremente y en igualdad de oportunidades una educación de calidad.