Comunicación

FSIE REIVINDICA LA NECESIDAD DE ORIENTADORES EDUCATIVOS EN LAS ETAPAS DE INFANTIL Y PRIMARIA

Pin It

Cartel A3 Dia niño 2021 castellanoCon motivo del Día Universal del Niño, la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (FSIE), ha puesto de manifiesto las secuelas físicas, psicológicas y emocionales que se están evidenciando en los colegios, entre niños y adolescentes, a causa de las distintas medidas de confinamiento impuestas  a causa de la pandemia de COVID-19 . Al hilo de todo ello, ha reivindicado, la urgencia de que se introduzcan servicios de orientación educativa en infantil y primaria en todos los centros educativos.

“El colegio es hoy en día crisol donde se evidencian muchas de las secuelas que han dejado, en niñ@s y adolescentes, las medidas de confinamiento, las restricciones de movilidad y los grupos burbuja impuestos durante la pandemia por COVID-19”, ha manifestado el secretario general de FSIE, Jesús Pueyo .

A pesar de que todas estas medidas se han ido relajando poco a poco a lo largo de la segunda parte de este año 2021, los escolares siguen teniendo que portar mascarillas. En muchos colegios se impide a niñ@s y adolescentes practicar deportes de equipo o jugar en el patio del colegio a la hora del recreo e incluso se les prohíbe interactuar con otros compañeros que no formen parte de su “grupo burbuja”.

El temor de los colegios al cierre temporal de los mismos debido a posibles nuevos brotes por COVID-19, o de alguna de sus variantes, subyace en la resistencia de los gobiernos autonómicos y de los propios centros a relajar estas medidas.

FSIE evidencia que el aislamiento infantil y juvenil, en sus distintas formas, se ha convertido en un factor multiplicador de las vulnerabilidades de los escolares en distintos frentes, con su consiguiente repercusión en el rendimiento escolar y en el equilibro personal de los propios niñ@s .

Con el  fin de visibilizar esta problemática, el  sindicato ha lanzado la campaña “Es momento de dar voz a nuestra infancia. Por una educación universal, gratuita e igualitaria que garantice sus derechos”, sumándose un año más a la iniciativa promovida por Unicef. Esta efeméride tiene como doble objetivo la conmemoración de la aprobación por la Asamblea General de la ONU de la Declaración de los Derechos del Niño, el 20 de Noviembre 1959, y la importante tarea de recordar a la ciudadanía que los niños son el colectivo más vulnerable y que más sufre las consecuencias de cualquier tipo de crisis.

Los trastornos alimentarios, el incremento de la obesidad y el sobrepeso, que la propia Sociedad Española de Obesidad (SEEDO) estima en un 5%, en la población infantil y adolescente española tras el confinamiento, el aumento de la ansiedad, la irascibilidad, la tristeza, los problemas de comportamiento e incluso la depresión, son algunos de los problemas que, según FSIE están aflorando ahora, en las aulas escolares.

Por todo ello, FSIE reclama la existencia en cada centro de, al menos, un orientador (psicólog@ o psicopedagog@) a tiempo completo que deberá suplementarse con más profesionales en los centros de mayor tamaño. Algo que no ocurre, por ejemplo, en sectores como el de la concertada en el que la financiación de los orientadores educativos no está contemplada en los módulos conciertos para los niveles de infantil y primaria, recayendo  completamente su coste en los propios centros y en las familias.

Consideramos importante que esta reivindicación sea tenida en cuenta ya que permite la evaluación y detección temprana de las distintas problemáticas que afectan a los niños, tanto dentro como fuera de los centros educativos, con el fin de ponerles solución”, señala Pueyo.

FSIE