Comunicación

FSIE SOLICITA A LAS ADMINISTRACIONES EDUCATIVAS QUE ADOPTEN MEDIDAS QUE PERMITAN FLEXIBILIZAR O APLAZAR LA IMPLANTACIÓN DE LA REFORMA EDUCATIVA

Pin It

Aula verdeLa Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (FSIE) solicita a las administraciones educativas que retrasen la aplicación de los nuevos currículos debido a la dificultad que entraña para los profesores en el momento actual.

El próximo septiembre la nueva reforma educativa debe implantarse en todos los cursos impares de las distintas etapas educativas. A día de hoy, tan solo han sido aprobados los reales decretos que regulan las enseñanzas mínimas de los niveles de Infantil, Primaria y ESO correspondientes al Estado. Aun falta por publicarse el de Bachillerato, cuando el alumnado de esta etapa se está matriculando o se tiene que matricular sin saber realmente lo que contendrá ni como estará finalmente organizado este nivel. 

Estos reales decretos aprobados establecen el 60% del currículo para las CCAA que no tiene lengua cooficial o el 50% para quienes sí la tienen. Por tanto, queda ahora el trabajo de las CCAA para desarrollar su parte y que el profesorado pueda conocer el currículo definitivo que se va a aplicar en su Comunidad que previsiblemente hasta mediados o finales de mayo no habrán aprobado y publicado el currículo para el próximo curso. Alguna Comunidad Autónoma ya ha avanzado una posible moratoria y no sería razonable que hubiera diferencias entre territorios hasta en cuando iniciar la reforma.

El profesorado lleva dos años con un enorme exceso de trabajo y tensión como consecuencia de la COVID, y ahora, coincidiendo con el final de curso se les va a exigir que, en un tiempo insuficiente a todas luces, realicen nuevas programaciones, nuevas metodologías, contenidos, objetivos, competencias, criterios de evaluación, así como la elaboración y selección de nuevos materiales para aplicar todo en el mes de septiembre.

"Es evidente que no se le puede exigir al profesorado un esfuerzo tan grande en tan poco tiempo y menos coincidiendo con un final de curso", explica Jesús Pueyo, secretario general de FSIE. "Sin duda alguna el profesorado se esforzará al máximo como siempre ha hecho, pero no es de recibo que se le coloque en esta situación" concluye Pueyo.

Por ello, FSIE solicita a las administraciones educativas que acuerden, en el marco de la Conferencia Sectorial de Educación, medidas que flexibilicen o retrasen la aplicación del nuevo currículo al menos hasta el curso escolar 2023-2024.

 

Documentos relacionados:

NdP_FSIE pide retrasar la aplicación de los currículos