Comunicación

LA OIT PIDE UN "PLAN DE CHOQUE" A ESPAÑA PARA MEJORAR EL EMPLEO JUVENIL AJUSTANDO, ENTRE OTRAS, LAS POLÍTICAS EDUCATIVAS

Pin It

La Organización Internacional de Trabajo (OIT) ha presentado hoy el informe anual sobre empleo “Informe sobre el Trabajo en el Mundo 2011”, elaborado por el Instituto Internacional de Estudios Laborales (IIEL), en el que afirma que “la economía mundial se encuentra al borde de una nueva y más profunda recesión del empleo, que retrasará aún más la recuperación económica a nivel global y que puede generar más tensión social en un gran número de países”.

 En el informe se nos recuerda que la tasa de desempleo española es un 13 % superior a la de 2008, cuando se inició la crisis, por lo que necesitaríamos crear 2,3 millones de empleos para recuperar el nivel de empleo anterior a la crisis (2008). Para conseguirlo la OIT -según su informe- recomienda variar de modelo de crecimiento y centrar la recuperación económica en el empleo.

 Además la OIT afirma que "España precisa una estrategia integral que cuente, en primer lugar, con un plan de choque para mejorar las perspectivas de empleo de los jóvenes. En segundo lugar, es necesario un ajuste de las políticas en materia de educación, competencias profesionales y formación al nuevo modelo de crecimiento; en tercer lugar, es preciso promover las políticas activas de empleo al tiempo que se presta apoyo adecuado a los desempleados; y en cuarto lugar, se debe continuar con los esfuerzos para reducir la temporalidad, promoviendo la creación de más y mejores empleos". El informe también aborda la necesidad de que vuelva el crédito a las pequeñas y medianas empresas, porque mientras no haya liquidez para las pymes «España no podrá recuperar su mercado laboral».

 
Sobre la reforma del mercado laboral y la negociación de los salarios, el director del IIEL afirmó que: «es importante mantener los salarios. España es un país competitivo». «Hay medidas inteligentes de reforma del mercado laboral, que mantienen los derechos de los trabajadores y, a la vez, ayudan a una fluidez para que las empresas contraten otra vez».
 
La OIT también aboga por fomentar la inversión productiva y establecer políticas salariales efectivas. "Es necesaria una mejor alineación del crecimiento de los salarios con el crecimiento de la productividad para fomentar la competitividad", asegura el informe antes de señalar que "la efectividad de las políticas de fijación de salarios dependerá, en primer lugar, de los esfuerzos para reducir la inflación (ya que los salarios reales no han sido un obstáculo para la competitividad); y en segundo lugar, de la capacidad para revertir las limitaciones de la negociación colectiva en relación con las prácticas de fijación de salarios".