Pin It

Captura_de_pantalla_2016-12-06_a_las_22.18.53.png

 

El último “Informe PISA 2015” relativo a España revela una leve mejoría de los alumnos españoles en relación al anterior informe.

Por primera vez los datos sobre nuestro país lo sitúan en la media de la OCDE, superándola incluso en Lectura. La parte negativa llega si hablamos de Ciencias, ya que el dato nos posiciona por debajo de la media de la Unión Europea. 

Esta leve mejoría se ha visto acompañada por un ligero descenso de los resultados de todos los países europeos, lo que ha ocasionado que, en esta ocasión, la media esté un poco por debajo del último estudio realizado.

Es evidente que habrá que comprobar en los próximos estudios si se está en el camino de la mejora real o esta leve mejora ha sido algo coyuntural. Lo que sí se puede afirmar, es que estos resultados, mejores en su globalidad, son consecuencia del esfuerzo de los docentes, quienes han conseguido mejorar la situación anterior en unas condiciones muy adversas, debido a los recortes laborales y de recursos materiales y humanos en los centros, en medio de una enorme inestabilidad política que está afectando sobremanera al sistema educativo en estos últimos años. Si las administraciones públicas apoyaran a los docentes y apostaran de forma inequívoca por el reconocimiento y dignificación de la profesión, sin duda, los resultados mejorarían en mucho menos tiempo del que parece que vamos a necesitar.

En relación a las cifras, siguen siendo muy llamativas las diferencias entre Comunidades Autónomas, ya que las distancia de puntos entre las que obtienen mejor puntuación y las más bajas es muy grande. Vuelven a repetir en los puestos de cabeza Castilla y León, Comunidad de Madrid, Navarra, Galicia y La Rioja, mientras les siguen a mucha distancia, y por debajo de la media Europea, Andalucía, Canarias, Extremadura y Región de Murcia.

Destaca en el Informe que la inmigración no es un factor determinante en los resultados obtenidos. Se suele considerar que una inmigración alta en número supone un factor que repercute negativamente en los resultados de los alumnos o, al menos impide que mejoren. Pues bien, PISA dice lo contrario. La Comunidad de Madrid es la que más inmigración tiene y sus resultados son de los mejores y, sin embargo, Andalucía es la que menos población inmigrante escolar tiene y sus resultados son de los más bajos.

Lo que sí tiene una enorme repercusión en los resultados obtenidos por los alumnos es el nivel educativo de los padres. A mayor nivel de estudios mejores resultados, lo que lleva a una seria reflexión: si el nivel educativo de los adultos no mejora puede ser un lastre para la mejora de los alumnos.

El estudio pone de manifiesto también que los centros privados y concertados obtienen una mejor puntuación, si bien la disparidad de las diferencias por Comunidades Autónomas es también interesante tenerla en cuenta.

Además, el estudio pone de manifiesto el problema que está significando para el país las repeticiones de curso. Este sistema se está revelando hace tiempo como ineficaz, pues abre aún más la brecha entre los alumnos y no consigue que quienes repiten mejoren sus resultados. Si a esto le añadimos el coste económico que tienen las repeticiones, no hay duda de que éste debe ser uno de los temas que incluya el pacto educativo.

Finalmente, comienzan a aparecer ya los primeros datos que dan señales de que en España se produce también una brecha digital, ya que los alumnos que no tienen internet u ordenador en casa coinciden con los que tienen resultados más bajos.

 

Documentos relacionados