Fotolia 195207411 XS

 

La Federación de Sindicatos Independientes Enseñanza, organización sindical mayoritaria en la enseñanza concertada y privada, compromete su máximo esfuerzo durante este curso escolar 2018/19 para lograr que el diálogo y la negociación sean protagonistas del mismo.

Para ello, consideramos absolutamente imprescindible que el Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP) convoque en septiembre la Mesa Sectorial de la Enseñanza Concertada para comenzar a tratar los numerosos asuntos que afectan al sector, haciendo especial hincapié en la negociación de medidas de mejora para los docentes y personal de administración y servicios.

La equiparación salarial de los docentes incluyendo los sexenios, el pago delegado para el PAS, mejorar la jubilación parcial, reducir la carga lectiva, actualizar la financiación a coste real de los conciertos son, entre otros, temas principales que requieren alcanzar acuerdos que corrijan los déficits actuales.

Especialmente preocupantes son las políticas educativas que ponen en peligro el mantenimiento de los puestos de trabajo en la enseñanza concertada y la estabilidad de los centros. Por ello nos oponemos con firmeza ante quienes, en contra de lo establecido en la normativa vigente y de la reiterada jurisprudencia del Tribunal Supremo, consideran la enseñanza concertada como subsidiaria de la enseñanza pública y recordamos que ambas redes son complementarias, forman parte del servicio de interés público que es la educación y deben ser tratadas en igualdad de condiciones por todas las administraciones públicas algo que, de forma generalizada, no es así.

El contexto político en el que se va a desarrollar este curso escolar hace necesario tratar de evitar que la educación sea un tema que provoque enfrentamiento e inestabilidad y que siga siendo usada de forma partidista como arma arrojadiza.

La celebración de las elecciones autonómicas y municipales hace que de nuevo la educación forme parte del debate electoral y desde FSIE pedimos a los partidos políticos que busquen soluciones y acuerdos que aporten mejoras a los verdaderos problemas del sistema educativo que no son ni la complementariedad de la enseñanza concertada ni la religión. Respetar el art. 27 de la Constitución, la libertad de enseñanza que en él se establece y valorar, reconocer y potenciar el extraordinario trabajo que todos los profesionales de la educación realizan sería sin duda el mejor punto de partida para el nuevo curso que comenzamos.

 Documentos relacionados:

Nota de prensa 30 Agosto_Diálogo y negociación para el nuevo curso