Actualidad

PRESENTADAS LAS MEDIDAS PARA EL CURSO ESCOLAR 2021-2022 PROPUESTAS POR LOS MINISTERIOS DE SANIDAD Y EDUCACIÓN Y FP

Pin It

Medidas covidEstá a punto de finalizar un curso escolar que pasará a la historia como uno de los más complejos de la historia debido a la pandemia mundial por COVID-19. En el último año, profesorado, personal de administración y servicios, equipos directivos, alumnado y familias han demostrado, con su aplicación ejemplar de las medidas de prevención e higiene, que los centros educativos son espacios seguros.

FSIE ha sido y es partidario de la enseñanza presencial siempre que las condiciones de seguridad de los trabajadores, docentes y no docentes, así como del alumnado lo permitan. Sin embargo, desde que diera comienzo la crisis sanitaria, la actividad de los centros ha sido posible y viable gracias al esfuerzo de la comunidad educativa y la sociedad en general y no precisamente por la implementación de medidas, a nuestro juicio esenciales, por parte de las administraciones competentes.

Como ya ocurriera en mayo de 2020, se ha aprobado en la última Conferencia Sectorial de Educación un documento con las Medidas de prevención, higiene y promoción de la salud frente a covid-19 para centros educativos en el curso 2021-2022”, a todas luces insuficiente y que no prevé acciones de calado ni aporta instrucciones homogéneas para todo el territorio. Es un texto que prácticamente viene a ser una recopilación de documentos que se han ido emitiendo a lo largo de los meses anteriores. El documento está sujeto a modificaciones en función de la evolución de la pandemia y su concreción en muchos aspectos queda en manos de las CCAA.

Sobre el documento FSIE hace las siguientes valoraciones:

  • FSIE siempre ha sido y es partidario de la enseñanza presencial si hay normalidad absoluta y seguridad completa para toda la comunidad educativa y trabajadores de los centros.
  • El denominado “profesorado COVID” de refuerzo debe permanecer en el sistema educativo al menos hasta que la situación sea de total y absoluta normalidad. El Gobierno ha anunciado que las CCAA dispondrán de 10.000 millones euros de fondos europeos para Educación, Sanidad y otras políticas sociales, además de un fondo extraordinario de 13.400 millones que el Gobierno transferirá a las CCAA.
  • Los desdobles y reducción de ratios deben consolidarse porque es un claro beneficio para el alumnado y la mejora de su atención individualizada. No hay datos que evidencien que las posibles carencias y retraso académico acumulado por el alumnado durante todos estos meses se hayan recuperado por lo que se debe mantener este profesorado para poder atender mejor al alumnado. Por otro lado, la constante bajada de natalidad desde hace algunos años no debería aprovecharse por parte de las administraciones para cerrar aulas por falta de ratio sino reducirla y mantener esas aulas abiertas en todo el sistema educativo financiado con fondos públicos.
  • La disminución de la distancia en las aulas no estaría justificada si la situación fuera, por ejemplo, la misma que ahora. Solo debería reducirse o incluso desaparecer si la seguridad es completa, si hay garantía científica y sanitaria de que el virus está totalmente controlado y todo el personal y alumnado está vacunado.
  • Las sustituciones del profesorado afectado por COVID deben ser inmediatas.
  • Debe incorporarse de forma progresiva en los centros educativos personal de enfermería. En estos momentos, los docentes y personal de administración y servicios están asumiendo responsabilidades que no les corresponden (responsable covid y equipo covid) y sobre las que no tienen las competencias y preparación adecuadas. Además, en algunas autonomías no se les dan horas para realizar esta nueva función teniendo que hacerla además de su jornada laboral habitual.
  • Debemos seguir exigiendo que el proceso de vacunación tiene que acelerarse con los trabajadores de los centros que aún a esta fecha no tienen las dos dosis de la vacuna. También deberá realizarse de forma rápida la vacunación del alumnado en cuanto sea autorizada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA). Parece que con alumnado de secundaria y bachillerato podrían comenzar este verano para que ya estuvieran inmunizados a comienzo de curso.
  • La pandemia ha puesto de relieve que, al margen de las complicaciones del virus, la calidad del aire de las aulas y centros educativos no es buena ni adecuada para las personas que conviven en el aula. Los medidores de CO2 han puesto de manifiesto que, en un aula llena, a los 15 minutos de haber comenzado la actividad la calidad del aire ya no es buena y se requeriría ventilación para renovarlo.
  • FSIE ha pedido al Gobierno un “Plan estratégico nacional financiado para la climatización y adecuación de las aulas”. Se deben instalar sistemas de ventilación forzada y de purificación del aire, así como dotar a los centros de medidores de CO2. Aún estamos a tiempo de evitar que el alumnado y los profesionales tengan que afrontar un nuevo invierno con temperaturas por debajo de las exigidas por la normativa para poder realizar su trabajo. Las duras condiciones en las que se ha desarrollado el curso escolar durante los meses de invierno no deben volver a producirse ni ahora ni en el futuro.

Documentos relacionados:

Revista_Resumen

Documento original

 

 

FSIE