Pin It

La CRISIS, esa que hace un año ni existía, llegó y sigue aquí. Los trabajadores, los pensionistas y los jóvenes estamos pagando con creces la incompetencia de quienes son los responsables de esta situación.
 
La EDUCACIÓN, “factor fundamental para salir del pozo y en la que es necesario invertir más dinero”, ha sido duramente golpeada, recortada y minusvalorada.
 
Docentes y no docentes sufrimos los mayores recortes sociales que jamás se han practicado en la etapa democrática de este país. Los recursos de los centros se ven seriamente afectados y con ello nuestras condiciones laborales. Deciden, por nuestro interés, que trabajemos unos cuantos años más y cobremos menos pensión al jubilarnos.
 
Los poderes públicos, la clase política y empresarial de este país, consideran imprescindible la “dignificación y reconocimiento de los profesionales de la educación”. Ya nos han demostrado cómo lo hacen.
 
Los centros concertados y privados, más estos últimos, están padeciendo una minoración de alumnos matriculados porque la crisis está afectando seriamente la economía familiar y hay que reducir gastos. Muchos se ven obligados a llevar a sus hijos a la enseñanza pública dónde cuentan con becas de comedor, transporte, libros …
 
La negociación colectiva se ve seriamente alterada por la intromisión de las administraciones públicas y por las condiciones generales del país.
 
Se legisla para atacar la libertad de enseñanza comenzando en primer lugar por los centros de educación diferenciada.
 
Se regulan, después de 25 años de concertación, nuevas condiciones para los conciertos que no mejoran el sistema.
 
Ante este panorama, es NECESARIA LA PRESENCIA de FSIE en los centros educativos porque SOMOS LA VOZ DE LOS DOCENTES Y NO DOCENTES de la enseñanza privada y la discapacidad.
 
La independencia y coherencia de nuestras ideas y objetivos es imprescindible para poder mantener nuestro empleo y evitar que otros consigan empeorar nuestra situación.
 
Nuestro mensaje tiene credibilidad y por eso en las elecciones sindicales los trabajadores están depositando su confianza en FSIE.
 
Muchas gracias por seguir votando FSIE. No os defraudaremos.