Captura_de_pantalla_2015-07-01_a_las_11.02.59.png

 
Íñigo Méndez de Vigo mantiene esta legislatura la cartera de Educación en el recién nombrado Gobierno del reelegido presidente Mariano Rajoy. FSIE le da la bienvenida y espera que su gestión al frente del ministerio sea productiva y que agilice la toma de decisiones urgentes para el sector, comenzando por trabajar para conformar lo antes posible el tan demando Pacto Educativo, dando voz, para ello, a todos los agentes de la comunidad educativa. 
 
FSIE ha solicitado al ministro un nuevo encuentro a la mayor brevedad posible, para exponerle, tal y como hizo recientemente sus inquietudes y hacerle llegar sus propuestas para la mejora del sistema educativo y para trabajar conjuntamente para atajar los principales problemas que hoy preocupan a la organización como representante de una parte esencial del sector como son los docentes.
 
FSIE vuelve a reiterar la necesidad de dialogar para alcanzar el máximo consenso por parte de todos los agentes del sector educativo y buscar así soluciones y adoptar medidas que sirvan para lograr la mejora del sistema.
Perfil de Ínigo Méndez de Vigo
 
Íñigo Méndez de Vigo y Montojo (Tetuán, 1956) ha forjado la mayor parte de su carrera como político especializándose en asuntos europeos. Eurodiputado del Partido Popular (PP) desde 1992, fue nombrado secretario de Estado para la UE en 2011, cuando Mariano Rajoy asumió la presidencia del Gobierno en el mes de diciembre. Es abogado, profesor y habla varios idiomas. Estudió Derecho en la Universidad Complutense de Madrid y tres años después de terminar la carrera aprobó la oposición a letrado de las Cortes.  En 1981, se incorporó como director al servicio de Relaciones Interparlamentarias de Las Cortes. En 1984 llegaría a su primer destino en Europa como consejero especial del secretario del Consejo de Europa, Marcelino Oreja.
 
Se caracteriza por su talante y en sus pocos días al frente de la cartera de Educación ya ha manifestado que en "la educación en los hogares, en las familias, en los institutos y en las universidades descansa el futuro de nuestro país", mostrando su disposición al diálogo y al acercamiento a todos los agentes implicados en el ámbito educativo.