Concentracion AlcoyFSIE-Alicante asistió ayer, junto a alumnos, docentes y familiares, a la concentración convocada en la Plaza de España de Alcoy, a la que se sumó también el Ayuntamiento de la localidad, en protesta por la supresión de horas de los Programas de Atención a la Mejora del alumno (PAM) efectuada por la Consellería de Educación.

Representantes del sindicato hicieron entrega al concejal de Educación, Alberto Belda, de las 3.000 firmas recogidas en las dos últimas semanas contra el recorte de 91 horas de apoyo educativo establecido en la Resolución Definitiva de los Programas de Atención a la Mejora(PAM). Esta medida, que afecta a cuatro centros educativos, ha supuesto hasta el momento el despido de dos docentes y la reducción horaria de otros dos.

Mani Sevilla PEA 2FSIE-Andalucía, junto al resto de organizaciones sindicales representativas de la Enseñanza concertada, convocó en la tarde de ayer una concentración en Sevilla frente al Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia, para denunciar la pérdida de derechos que sufren los profesionales del sector en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

La concentración, que fue secundada por centenares de personas, tenía como objetivo fundamental reclamar al gobierno andaluz el abono de la deuda correspondiente a la paga extraordinaria por antigüedad (PEA), trienios y complementos por cargos directivos y la creación de un complemento autonómico para el PAS.

ACOSO-ESCOLAR3.png  

FSIE-Extremadura muestra su satisfacción tras conocerse la resolución de la Audiencia Provincial de Cáceres que cierra definitivamente un litigio entablado contra dos profesoras y la directora del colegio Sagrado Corazón de Jesús de la capital, acusadas de no realizar su trabajo con la debida diligencia en un caso de acoso escolar. 

La sentencia deja claro que tanto las dos profesoras como la dirección del centro actuaron en todo momento con arreglo a las instrucciones que la Consejería de Educación tiene previstas para intentar resolver los conflictos de convivencia que surgen en los centros educativos, especificando en los textos judiciales, además, que la actuación de estas profesionales fue impecable y que siempre estuvo dirigida a la resolución del conflicto sin tomar determinaciones precipitadas ni condenar a nadie sin antes comprobar los hechos con rigor.